Parabriseado

Otro tipo de distribución bastante extendido es mediante la colocación de folletos en parabrisas o retrovisores de automóviles y manillares de motocicletas. Sin embargo hay que tener en cuenta que este tipo de publicidad, en algunos ayuntamientos, está limitada o prohibida, por lo que es imprescindible primero conocer las necesidades del cliente, estudiar en qué poblaciones quiere repartir mediante este sistema y en consecuencia informarle de las peculiaridades de cada región.