Poming

Esta técnica consiste en colgar la publicidad en el pomo de la puerta de cada piso. Con el Poming, también conocido como Perching, nació hace unos años una de las formas más impactantes de Marketing Directo para llegar a su público objetivo. Al igual que con el resto de acciones de Marketing Directo podemos micro-segmentar su público objetivo, gracias a herramientas de micro-marketing o geo-marketing. La gran ventaja diferencial del Poming es que permite llegar hasta la misma puerta de su cliente, de una forma original y muy diferente al resto de medios, consiguiendo el efecto deseado por toda campaña de publicidad IMPACTAR, llamar la atención del cliente final. El Poming a su vez, como todo folleto o muestra publicitaria, permite una respuesta directa y posibilita ofrecer una información más amplia y detallada que otros medios publicitarios.